Ainda sobre as presidênciais chilenas

Carta aberta de Alvaro Vargas Llosa a recém-eleito Sebastian Piñera

Tu elección como Presidente de Chile—me permito seguir tuteándote con afecto hasta el 11 de marzo en que asumirás el mando —está reverberando más allá de tu país

Como algunos amigos hemos tenido oportunidad de ponderar contigo recientemente, el enemigo tradicional de América Latina ha sido (…) la concentración de poder. Ese legado autoritario acabó cristalizando en la radicalización de la izquierda con el terrorismo revolucionario y la radicalización de la derecha con el terrorismo de Estado.

Tu país fue emblemático en ese envilecimiento; a ello se debe que el progreso de Chile lo haya convertido luego en un “país modelo”. La gente alaba su democracia y la reducción de su pobreza. Pero ambos son hijos de un fenómeno más esencial: la paulatina limpieza moral de la izquierda y la derecha. Los gobiernos de los últimos veinte años renunciaron a la ideología de Salvador Allende, que condujo al régimen de asesinos de Augusto Pinochet.(…)

Los gobiernos de los últimos veinte años renunciaron a la ideología de Salvador Allende, que condujo al régimen de asesinos de Augusto Pinochet. Menos obvio —porque se encontraba en la oposición— fue el abrazo definitivo de la derecha al Estado de Derecho. Tu triunfo, con tantos votos de una joven generación de chilenos que ha superado los paradigmas de Allende-Pinochet, ha pasado esa página.

En la modernización de la derecha, tu liderazgo ha sido notable. Eras un estudiante en el otoño de Harvard cuando Pinochet dio su sangriento golpe de Estado. Trabajaste como académico durante la dictadura, te opusiste a la Constitución de Pinochet en 1980 e hiciste campaña a favor del “No” en el referéndum en el que el dictador trató de perpetuarse. Te opusiste después a los intentos de frenar los procesos contra militares ya imputados por violar los derechos humanos y, más recientemente, has apoyado el Museo de la Memoria a pesar de que el proyecto fue monopolizado por el gobierno de centroizquierda. En otro plano, has logrado que muchos conservadores reacios acepten la legalización del divorcio, las uniones civiles entre personas del mismo sexo y la píldora del día después.

Tu victoria también sacudirá la mentalidad de muchos latinoamericanos. Ahora que los restos de la izquierda autoritaria quiere canibalizar a la democracia liberal en algunos países, tu visión del hemisferio como una zona libre de dictadores y amiga de la libre empresa y el Estado de Derecho es saludable. En el proceso de moderación de la izquierda en parte de América Latina, ha faltado algo: un liderazgo regional nítido. El resultado ha sido la ausencia de respuesta a la intromisión de los estados revolucionarios y un complejo paralizante cada vez que hubo ocasión de pensar en grande: así se perdió la oportunidad de eliminar los obstáculos al libre comercio en todo el hemisferio. No podrás cambiar este paisaje por ti solo ni sería prudente que priorizaras la guerra política contra todos los autócratas de izquierda. Pero tu liderazgo podría tener un efecto energizante sobre otros, ahora que es probable que varias elecciones presidenciales provoquen cambios de gobierno.

(via Portugal Contemporâneo)

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão /  Alterar )

Google photo

Está a comentar usando a sua conta Google Terminar Sessão /  Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão /  Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão /  Alterar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.